Archivo de la etiqueta: The Clash

10 razones para que me deprima este fin de semana

1.- No puedo hablar. Me he quitado un par de muelas de juicio, el mismo día (ayer, viernes). Tengo la boca hinchada, y cada vez que muevo la mandíbula, tengo que hacerlo con maniobras. Si hablar es un lujo, toser, estornudar o bostezar, todo una osadía.

2.- No puedo comer (lo que me gustaría). Una consecuencia obvia con la operación a la que me sometía, pero que volviendo a casa de tus padres, con tu madre especialmente inspirada en la cocina, es una tortura. Mi madre ya está ensayando la repostería de las fechas que se nos avecinan, tiene flanes caseros en la nevera, ha hecho un cocido que huele que alimenta, y ha sobrado una tortilla de ayer con una pinta bárbara. Y yo en todo el día me he tomado dos ibuprofenos, y dos yogures. Ya ni me he dignado a sentarme en la mesa con mi familia. Sería demasiado frustrante.

3.- No pude ir a la cena de Navidad de clase. Me operé ayer viernes a las 9.30h, en Pontevedra. Mi padre me fue a buscar el jueves por la noche. Me pierdo una cena y su fiesta correspondiente, antes de uno de los pocos viernes del año que no tenía luego ni prácticas ni clase.

4.- No puedo celebrar un bicumple de la pandilla. De esos antológicos, que se celebran todos los años, y este año con más motivo porque esas chicas cumplen 25 26 años y ya es hora de empezar a reírse de su edad. Más que nada porque les fastidia, no porque me importe a mí…

5.- No he podido ver este jueves a The Homens + Novedades Carminha. Juntos, en la Sala Nasa, a la que puedo ir andando, y por el irrisorio precio de 8€. Tenía pensado ir con un colega, al que los pocos nexos musicales de unión nos permiten ir escasamente a 1-2 conciertos por año. Y yo este año he renunciado a ir a Fito, Siniestro Total apenas han girado, y los Clash ya no tocan en directo.

6.- No he podido ver este viernes en concierto a Russian Red. Esta vez ya implicaba desplazamiento, ya que tocaba en el Teatro Colón, de A Coruña. Es la 4ª vez que no puedo ir a verla, en 4 ciudades distintas, a lo largo de 2 años. Renuncio a verla en directo. Pienso que podré asumirlo.

7.- No he podido ver este viernes a Love of Lesbian y a DJ Amable, en la Sala Karma de Pontevedra. Sería la 3ª vez que vería a Love of Lesbian, y aunque ya no me hacen tanta gracia como hace un tiempo, la perspectiva de un fiestón continuda luego con uno de los mejores DJs nacionales prometía. Pues eso, prometía. En pasado. De todas formas, esta opción y la 6 eran incompatibles, así que de alguna manera me he ahorrado una elección con la que no estaría seguro de acertar.

8.- No he podido ver ninguna serie de las que pretendía. Sabiendo que tenía tiempo libre, y de que no iba a salir de casa, tenía previsto ver alguna para ir tachándolas de la lista de “Pendientes”. En el disco duro que me he traído sólo tengo las comedias. He empezado por la 2ª temporada de ‘The Office’. Os aviso, no es lo más recomendable, si, por cuestiones puramente mecánicas, no te debes reír.

9.- Mi sobrina, por algún extraño motivo, me ha tocado la cara más veces de las que acostumbra. Como yo le hablaba poquito, y en voz bajita, cada vez que se acercaba a hablarme al oído, me agarraba el otro lado de la cara. Con fuerza.

10.- Me va a costar horrores dormirme. Suelo quedarme dormido de lado. Y como me quitaron una muela de cada lado, no puedo apoyar la cara contra la almohada. Así que estoy https://notengoremedio.wordpress.com/wp-admin/post-new.phpesperando a quedarme dormido en el sofá. O por ósmosis, porque así no voy a ningún lado…

Y todo esto después de haberme pasado 1 semana estudiando para un examen, y perdiendo unas 2-3 horas cada día en solucionar asuntos de clase como parciales, prácticas, o Comisiones de Docencia. Y sin ir a clase. ADV.

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Domingo por la mañana

195514855_25b9fba90bLos domingos por la mañana, me da por leer los periódicos con calma, y en fijarme en estadísticas estúpidas. Bueno, innecesarias; una estadística nunca es estúpida. A lo sumo, absurda. Como que, desde que tengo Last.fm, he escuchado las mismas veces (241) a Radiohead, Coldplay y Kings of Leon. O que duran lo mismo (2:41) ‘I fought the law” de los Clash y la versión que hicieron de ella Loquillo y Fito. O ‘About you’ de Teenage Fanclub. O ‘The Delaney’ de los Libertines. O ‘La sociedad es la culpable’, de Siniestro Total.
De lo que he leído hoy, me ha llamado la atención esto:

Eduard Punset:
Los españoles pertenecemos a la categoría de colectivos a los que tradicional e históricamente preocupó mucho más la diferencia de clases y la injusticia social que las libertades individuales. Se perdona mal a los ricos y empresarios la ostentación y el agravio, mientras que los funcionarios públicos pueden difundir secretos, realizar escuchas, propagar infamias y otras mil maneras pergeñadas para el abuso del poder.

Suso de Toro:
Vargas Llosa con “Millenium”: Yo pensaba que no era obligatorio leer la trilogía “Millenium”, ni siquiera recomendable, dejándolo a los gustos del lector, pero Vargas Llosa entiende que es muy recomendable. No pensamos lo mismo, pero no importa, no es necesario que todos pensemos ni leamos lo mismo.

Alberto Núñez Feijóo:
“No me acuerdo por qué fue. Pero vamos, lo normal que hace un chaval a los 12 años es pelearse, digo yo”
pictures_20090902_1956298071_crop1sub4
Javier Gómez:
-¡Voy vestido como un gilipollas! ¿A cuánta gente matamos nosotros al año? ¡Ni lo contamos, coño! ¿Y qué tenemos a cambio? Esta ful de casa en una urbanización de virus A. ¡Me cago en el virus A y en el puto reguetón!

Quique González:
Pregunta: ¿Te preocupa que el disco, como soporte, acabe por desaparecer, me refiero al disco físico?Como me siento y me veo como un coleccionista de música, creo que siempre vamos a ser unos cuantos “freaks” que vamos a seguir comprando música, seguramente, en las tiendas pequeñas. Y, desde el otro lado, como alguien que hace discos, pues sé que siempre va a haber unos cuantos “freaks” que lo van a querer, y para ellos seguirá teniendo valor. Pero de las cosas que no puedes controlar, no te puedes preocupar.

Miguel Ángel Revilla:
“¿Por qué soy noticia? Porque soy un tipo normal, hasta tal punto, que soy pequeño, bajo, con bigote, con cara de mala leche” De repente, se embala y desvela la fórmula de la normalidad: “Me gusta un buen chuletón, una buena película, ir al fútbol y llamar cabrón al árbitro, ir en la albarcas el día de San Cipriano”.

Lucha contra el narcotráfico
Cerco policial a la “maría”
Las aprehensiones de marihuana aumentan durante las últimas semanas del verano ante el inicio de la época de cosecha y por la mayor vigilancia debido a los incendios forestales.

Y por cierto, nos dábamos cuenta hoy por Twitter Milleiro y yo, sobre cómo los periódicos se están volviendo cada vez más prescindibles. Si no fuera por las colecciones, (y por los bares-peluquerías-consultas de médicos y dentistas), ¿cuántos periódicos se venderían?
Ya tengo (tenemos) la taza de Abbey Road. Ahora, le he echado el ojo a esto:
176-375-large beatles

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Alegrías de Serie Media

Todavía compro CDs. Y no sólo para pertenecer a ese colectivo de seres marginales que pagan por algo que pueden tener gratis, o para ser coherente al unirme a este grupo en Last.fm.
Está claro que ahora más que nunca, no es necesario comprar discos. Y no sólo por la crisis. Se nos quiso vender como un formato de calidad, y sí, es infinitamente superior al cassette y al Minidisc. Pierde calidad respecto al vinilo, pero gana en ubicuidad (el día que se ponga un reproductor de vinilos en un coche, será su derrota definitiva), y en portabilidad: llega a coger en los bolsillos grandes, aunque llevar un vinilo por la calle te otorga otro status de melómano añejo insustituible…pero se ralla y falla, como el vinilo (aunque menos veces), y el artwork pierde muchísimo respecto a éste, y no sólo por venir en unas cajitas frágiles que enseguida se ensucian (menos mal que cuidan las boxset!).
estanteria
Pero para los que nos consideramos melómanos, nos gusta tener alguna estantería con esos discos que nos gustan, y además, apartar los DVDs musicales de los de las películas y series. Aunque tan sólo sea por adornar (como lo hacían las Enciclopedias en muchos salones y comedores hasta hace 10 años). Y para nosotros vienen nuevos tiempos, que no tienen que ser necesariamente negativos.

Debido al respeto que le guardo al vinilo (sólo compro clásicos/obras maestras/fundamentales-por-su-componente-emocional…y algunas ediciones especiales, como la de ‘Dig out your soul’ de Oasis), en la actualidad sólo compro escasas novedades, generalmente de grupos de los que ya tengo discos -porque son importantes en mi discografía-, como, últimamente, sería el último de The Sunday Drivers, y después me muevo por ofertas, generalmente de Serie Media, en el que, por debajo de 7,95€ tienes la opción de conseguir discos de la temporada anterior, múltiples reediciones, restos de ediciones de clásicos o simplemente, lanzamientos en formatos mínimos (CD + funda de cartón) del disco mainstream de moda.

Entre estas ofertas, de lo último que me he comprado estarían:
– ‘Retrato’, Quique González. Recopilatorio de su 1ª etapa. 4,95€
– ‘The electrical morning’, Marlango. Su último disco. 5,95€
– ‘Back to black’, Amy Winehouse (¿Bodegas?). ¿El último bombazo masivo? 4,95€
– ‘Accelerate’, R.E.M. Su resurrección. 4,95€
– ‘Without you I’m nothing’, Placebo. 5,95€
– ‘London Calling’, The Clash. CLÁSICO. 4,95€
– ‘Vampire Weekend’, Vampire Weekend. Entre los discos de la década. 6,95€
london
Y todo esto sin rebuscar a fondo, y sin recurrir a ofertas como ésta. Será cuestión de suerte, o de simplemente dar vueltas por las cada vez más vacias tiendas de discos, o sus respectivas secciones en grandes superficies. Posiblemente por esos precios de ahí arriba te puedes comprar alguna prenda en las rebajas de cualquier tienda de Inditex (forzando), pero posiblemente te cueste lo mismo o incluso menos que algún cubata de garrafón y con hielos macroscópicamente inverosímiles que te ponen en algunas discotecas. A la vista de la sociedad, es infinitamente más cool tomarse una caipirinha o un mojito en el garito de moda que comprarse un disco, pero sus efectos en el estado de ánimo son insignificantemente nimios y pasajeros respecto a lo que te puede aportar un disco.

Si ya sé que con los reproductores mp3/mp4/iPod/ordenadores son prácticamente innecesarios, pero si te gusta escuchar buena música en el coche, o incluso en el baño mientras te duchas, o mientras cocinas, o mientras lavas el coche, siguen siendo una alternativa válida. (Para todo lo demás, Spotify) Pero uno tiene sus vicios legales y les sigue teniendo cariño…

PD: Entre esas adquisiciones también destacan DVDs musicales, como ‘2 son multitud’ de Fito & Calamaro (2DVD + CD por 11,95€) o el ‘Tussles in Brussels’ de The Hives, al que habrá que pegarle un buen repaso por si los vemos este sábado en A Coruña, ¿no?

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,