Archivo de la etiqueta: Los Planetas

Una semana en el motor de un autobús. Bueno, dos.

Os imaginaréis que empezaré a hablar de la importancia de este disco en mi vida, y blablabla. Igual creéis que he sufrido algún desengaño amoroso y que este disco me ha venido que ni pintado para tirar hacia adelante. O que, literalmente, me he estado una semana viajando de un lado a otro en autobús. Vale, lo he usado. Más de lo que lo había usado todo este año, en esta última semana. Bueno, casi 2, que hace 12 días que no renuevo el tinglado esto. Pero no me refiero a eso.

Básicamente, al igual que le pasó a Los Planetas con este disco, en este período me ha cambiado el panorama una barbaridad. No por trágico (creo), ni por positivo (creo). Simplemente, he tenido que volver a cambiar (otra vez) los planes, tanto a corto como a medio plazo. Os lo contaré así:

01. Segundo premio. Pues no sé a qué referirme. Si la satisfacción de volver a comprar a mansalva en una FNAC, a mi flamante nueva sudadera del Arsenal (comprada en la Megastore del Camp Nou… -mi novia es una madridista con orgullo-), o a lo que alguna gente considera regalo: mi “nombramiento oficial” como delegado de clase.

02. Desaparecer. No sabéis lo gratificante y liberador que es estar un fin de semana sin conectarse a Internet. Ni usar el ordenador. Y eso que a lo tonto, de un tiempo a esta parte, me he visto gestionando 3 blogs, 4 cuentas de correo, 2 de Twitter y otras cosas más. Así tengo +1000 en Google Reader…

03. La Playa. Bueno, más que playa, mar. Y no (sólo) el que está cayendo ahora en mi tejado. Más bien el verlo cuando más me gusta: en invierno. En Galicia, y con temporal: precioso. En Barcelona y con Sol: pareciendo más primavera que una tarde de finales de noviembre. Y sigo pensando que el Mediterráneo, con el agua tan caliente, parece un consomé tibio… (u otra forma más políticamente incorrecta: una poza…)

04. Parte de lo que me debes. Llevaba controlando mis gastos una buena temporada. El viaje a Barcelona imperaba. Pero de repente, me he visto adelantando gastos (ya pago los periódicos por adelantado -ahora mismo, las ediciones de viernes a domingo de Público- para todo el mes), adelanto varias semanas de un bote común, y pongo pasta para regalos cubriendo la parte de otra gente. Que sí, que espero que me la devuelvan, pero casi prefiero que la pongan por mí en otras ocasiones. Porque para ir tirando, tengo. [Barcelona ha reafirmado mi valoración económico-consumista]

05. Un mundo de gente incompleta. Afortunadamente no me refiero a enfermos del Hospital, en el sentido de amputaciones o similares. Sino que, al querer hacer las listas de correo de la clase (organizando según los grupos, las prácticas…) te sorprendes con lo paradoja de que hay gente que te puede llegar a mandar su dirección para que la inscribas sin que te manden su nombre. Y con nicks que, obviamente, no les identifican…

06. Ciencia Ficción. Todo lo que aprendes de otra gente cuando habla de temas relacionados con la Medicina sin que les digas que la estás estudiando: en apenas dos días, he “sufrido” conversaciones en ascensores, peluquerías y puertas de gimnasios -tranquilos, no entro, sólo paso por delante- en el que te das cuenta de que, por más que les intentes explicar ciertas cosas, creerán más al monitor vigoréxico de su gimnasio, a la vecina hipocondríaca, o a la maruja administrativa de turno. Y no sólo de gente no familiarizada con el tema: las excusas de ciertas enfermeras para no vacunarse de la Gripe ja A asustan. Y así de refilón, hablando de “Ciencia Ficción”, he dejado de ver ‘FlashForward’. Empecé viéndola por Cuatro, pero varios compromisos (que si la Champions, que si Cineuropa y otras historias) me han hecho aplazarla, y ahora, respecto a la emisión norteamericana, creo que llevo 7 capítulos de retraso…

07. Montañas de basura. Limpiar un piso de estudiantes un viernes. Te das cuenta de que ni tú ni tus compañeros de piso tenéis un perro debajo de la cama, como tú pensabas: son pelusas. Y de que las consecuencias de (ver canciones nº) 8 y 10 son siempre imprevisibles.

08. Cumpleaños total. Hay veces en que las celebraciones se disfrutan mucho, aunque falte gente. Será la predisposición festiva de tu organismo, o que el alcohol toca a más. O que la que no falla es la que más ganas le ponen a disfrutar de la noche. Pero nunca me lo había pasado tan bien jugando al poker. Me refiero a cuando no lleva el prefijo ‘strip-‘ delante…

09. Laboratorio Mágico. Esto puede quedar como una frikada. Pero cuando a un médico le empaquetan darte un seminario de compromiso al que no le harás ni caso porque estás pensando en qué vas a comer ese día, y sabiendo que lo único que te interesa de esa hora es que te firme la asistencia, tienes 2 opciones: que suelte la misma presentación de otros años (tan teóricamente densa como innecesaria y antididáctica), o aparte de enfocarlo con intención didáctica, muestres compromiso, pasión, integridad, inteligencia, esperanza y ganas por tu trabajo, aunque habitualmente tengan desenlaces fatales. Y que, además, te dejes de pamplinas y expongas tu opinión abiertamente, y con cercanía, sobre temas “calientes” que le preocupa a la gente. En este caso, las vacunas sobre la Gripe A y del Papiloma. Y eso en un médico joven, hijo, sobrino y familiar de más médicos (los supuestos “enchufados”). Chapeau. Vamos, lo que se necesita para acabar con el punto 6.

10. Toxicosmos. Sea lo que sea eso, es tan desagradable levantarse oliendo eso, como gratificante y euforizante disfrutarlo durante la noche. El problema es si la fiesta (ver 8 ) es en tu casa, apenas hay quien entre en la cocina, y tienes que desayunar (en diciembre) con la ventana del salón abierta para ventilar mínimamente. No hay Brises Un Toque que valgan la pena para situaciones así.

11. Línea 1. Habitualmente el itinerario más importante en el transporte público que sea: metro, tren, autobús… Y a veces haces balance y te sorprende que te cueste casi tanto un taxi de noche desde el aeropuerto al centro de una gran ciudad, como el billete de avión que te ha traído desde una ciudad a 1000 km de distancia. Supongo que será alguna consecuencia de la Teoría de la Relatividad de ese señor simpático que parece un cruce entre Eduard Punset y Groucho Marx

12. La Copa de Europa. Esa sensación eléctrica de euforia, de comunión multitudinaria (que no sólo de conciertos va esto, señores), del “efecto percha” -no dejar de sonreír, aunque lo intentes-. Pues hay pequeñas cosas que te hacen sentir así. Aunque sea una “nimiedad sentimentaloide”, un detalle de tu pareja, que alguien te reconozca por tu blog, aunque no te conociera personalmente… Te sientes como lanzando la falta de Koeman, o como Etoo en las dos Champions del Barça, o mejor: como si fuese Bakero ante el Leverkusen, o Iniesta ante el Chelsea…algo así…

Y bueno, aparte de todas estas chorradas-que-podría-haber-puesto-en-un-diario, y que puede que quizás os debería haber ahorrado, vayamos AL DISCO EN CUESTIÓN. Sigo sin tener dudas: el mejor disco de este grupo, al que le tenía reticencias (“es que a J no se le entiende”, “es que son unos sosos en concierto”, “es que son comerciales”, “es que no me gustan los grupos con cantantes que tengan ojeras”), pero que me engancharon con esta maravilla. Sí, el primero que me compré de ellos fue el ‘Contra la ley de la gravedad’, pero era porque estaba de oferta. Su único disco incontestable. Sin canciones de relleno. Con todo lo que le puedes pedir a un disco: coherencia interna; el suficiente grado de heterogeneidad para que te sorprenda y de homogeneidad para que suene identificable, pero sin que te parezca un despiporre de efectos del productor ni una paja mental de los que firman el LP; un diseño atrevido; minunciosidad y acierto en los arreglos de cada canción; el equilibrio entre la energía y la épica…y las CANCIONES. Porque las de aquí son con mayúsculas. Y si no me creéis, pinchad en la carátula y podréis escucharlo en Spotify.

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

DoloRock 09

cartel_dk09peke2

¿Qué queréis que os diga? ¿Que ha sido un acierto ir? Pues claro. Si ya el año pasado estuvo bien, éste no se ha quedado atrás. Como siempre, felicidades a la organización -por el encaje de bolillos que supone elaborar un cartel con semejantes nombres del indie nacional, en un pueblo pequeño, y ofrecerlo todo de manera gratuita-.

22.01h. Entro en el recinto. Chema Rey presenta a los Blows. (Sí, me perdí su sesión, pero es que el año pasado había puesto la misma como “telonero” de Deluxe en la Sala Capitol, y en el Cultura Quente 08) Y salieron The Blows, para demostrar varias cosas:the blows
– Te puedes poner zapatillas de las de jugar al fútbol-sala con unos pantalones pitillo, y seguir siendo ‘cool’.
– Te puedes teñir el pelo de rubio platino, y seguir siendo ‘cool’.
Puedes hacer indie-pop-post-punk-rock, siendo de ‘aquí’, y seguir siendo cool.
– Puedes hacer 1 repertorio de 1h, pasando de puntillas por tu único disco (genial ‘Upskirts’) en el mercado, tirando de canciones nuevas, y seguir siendo cool -y que el ambiente no decaiga-.
Puedes presentar canciones explicando la Teoría de Cuerdas, y seguir siendo cool -aunque el público te tome por colgado- (Roy, no cambies, ¡por favor!)
– Puedes cambiar al batería (bienvenido, Gael), y puedes tener a un bajista que con camiseta de rayas, se parece al de The Homens, y seguir siendo ‘cool’.
Buen concierto. Aún con el hándicap de un repertorio en el que los temas nuevos (muy buena ‘Lindsay Lohan’) son desconocidos para el respetable, mantuvieron el tipo, la tensión, y el estado anímico del público. Calentaron la noche. Eso sí, eché de menos ‘Girls in leather’, mi tema favorito de ellos.

23.16h. Suben a tocar Nudozurdo. Ellos también demostraron que:
Nudozurdo
– No hace falta empezar a cantar para que alguna chica pij-indie te llame guapo y no te quite el ojo de encima hasta que vaya a la barra.
– No hace falta tocar más alto para sonar más claro.
No hace falta dirigirse al público para que te aplaudan. Tú sólo vienes a tocar, no a hacer trucos de populista. Sólo al terminar el concierto, un tímido ‘Gracias’.
– No hace falta sonar en las radios, para que la gente coree ‘El hijo de Dios’. (que algo de mesiánico tiene la expresión de su cantante…o serían las luces y la cerveza, que me sentaron mal…)
Muy buen concierto, aunque dejaron a mucha gente frío (el no presentarse y apenas hablar con el público tampoco ayudó). Era la apuesta más personal de las que había en el cartel, y como tal, contentó a los amantes del shoegaze y del noise. Su propuesta sólida, afilada y oscura a mí me evocó a un cruce entre My Bloody Valentine y Los Planetas, o entre Joy Division y Surfin’ Bichos. De lo que personalmente no tengo ninguna duda, es que han sacado uno de los mejores discos nacionales de los últimos tiempos (menuda cantidad de temazos: ‘Ha sido divertido’, ‘Negativo’, ‘Ganar o perder’, ‘El hijo de Dios’…=. Este año aprovechan el descanso de Triángulo de Amor Bizarro y de Los Punsetes, y se ponen a su altura.

00.48h. Es el turno de Niños Mutantes. Ellos, más que demostrar, me han inquietado: ¿Qué le echan en el agua (o al aire) en Granada, para que tengan tantos (y tan buenos) grupos: Lagartija Nick, Los Planetas, Lori Meyers, Elastic Band, José Ignacio Lapido, ellos mismos,…?
Como decía una de las chicas que estaban a mi lado en el concierto, tienen encanto, o como se dice por Galicia, Niños Mutantes:
niños mutantes
Son ‘riquiños’ porque son agradecidos. El público correspondía, y ellos, también.
Son ‘riquiños’ porque, aunque el tema que más coreó el público (‘Perdido en mi habitación’, de Mecano) era una versión, se lo tomaron con humor.
– Son ‘riquiños’ porque transmitían ternura en las canciones, como si la persona a las que se las dedican, estuviese entre el público.
Son ‘riquiños’ porque, aunque hablaban con el público, por aquí no estamos muy acostumbrados al ‘granaíno’ y no entendíamos prácticamente nada. Eso sí, aplaudíamos, porque suponíamos que eran cosas bonitas sobre el público.
– Son ‘riquiños’ porque acertaron con el repertorio: lo basaron en su último (y genial) disco, ‘Todo es el momento’, pero también rescataron clásicos de otros discos, como de ‘Canciones para el primer día en la tierra’, o ‘Piedras en el corazón’.
Notable actuación. Sabían que no eran los cabezas de cartel, y que giraban con un disco del año anterior, pero aprovecharon para reivindicarse, en un género, el indie-pop patrio, en el que la cantidad de grupos retroalimenta la escena, pero que ‘margina’ a los que no están de actualidad. Confirmaron que tienen una gran colección de singles en el repertorio, y que en directo garantizan una fiel parroquia, y un sonido impecable.

02.20h. Llegan los cabezas de cartel, y los encargados de cerrar el festival: Love of Lesbian. Están viviendo su mayor momento de éxito comercial, (hablamos de público) y se les nota que disfruten de este reconocimiento masivo (por la cantidad de público que cantaba -y a grito ‘pelao’- sus canciones, ¿lo están petando masivamente tanto como Vetusta Morla?). lesbianos
– Se divierten porque Santi Balmes podría dejar de cantar, y el público ya haría su trabajo vocal (puede que así repatease menos a sus detractores, que le achacan a su voz propiedades repelentes).
Se divierten porque con su cambio al castellano han aumentado sus seguidores (y para qué negarlo, sus ingresos también) exponencialmente.
– Se divierten porque, con su repertorio reducido para festivales, parece que están en un ‘in crescendo’ permanente.
– Se divierten, porque el público hace los coros y silba para acompañar a ‘Incendios de nieve’ sin tener que pedírselo.
– Se divierten porque, aunque ya se disfrazaban en sus conciertos, ahora el público ya se los espera, y cómo que sube la autoestima.
Se divierten porque, aunque no la pongan ellos al cerrar la actuación, la gente ya corea ‘Ritmo de la noche’.
– Se divierten porque se permiten cantar ‘Juntos como hermaaaanos…miembros de esta iglesia….’ y que la gente le continúe la canción.
– Se divierten porque, en medio de la celebradísima (¿o celebérrima?) ‘Marlene’ pueden separar dos partes de la canción parando de tocar, y entonar ‘Hola Mr. Facebook/ Hola Myspace/ ¿Pasó usted por mi Twitter?/ Por su Twitter yo pasé/ Adiós Mr. Facebook/ Adiós Myspace’ y que la gente les siga la corriente.

– Se divierten, porque, es mi impresión, desde el año pasado , el número de chicas que va a sus conciertos, también ha crecido exponencialmente. (Eso a mí también me divierte)
– Se divierten, porque CREEN ciegamente (y CREEMOS) en lo que predica ‘Me amo’.
– Se divierten, porque aún estando en Meis, se acuerdan de otros pueblos gallegos, como Porriño, esperando que hagamos honor a su nombre…
– Se divierten, porque deben estar satisfechos de cómo han ampliado horizontes desde 1999 (el año de su debut), hasta ahora, precisamente con su disco 1999.

Básicamente, su concierto fue una fiesta. No sólo por cómo lo planteó el grupo, sino también por lo bien que lo recibió el público -muchos repetían tras el Festival do Norte de este año-, que en gran parte venía por verlos a ellos. Me alegro de su éxito, aunque siga pensando que este último disco es el peor de los suyos en castellano, o de que actuando en festivales pierden puntazos a favor, como tocar canciones más emotivas (‘Mi personalidad’, ‘Noches reversibles’, ‘Universos infinitos’…), o como tocar en su tempo habitual -con lo del ambiente festivo, tocaron como ‘acelerados’, y es una pena, porque son músicos detallistas…-

Y la verdad, a Eme Dj ya no me quedé, que el día siguiente, ‘Domingo astromántico’, había compromisos familiares ineludibles…
El año que viene, repito.

Fotos: Como no llevé cámara, las he cogido de:
Blows: fotolog.com/theblows
Nudozurdo: playgroundmag.net
Niños Mutantes: misterpollomp3.com
Love of Lesbian: lasgafasdemike.com

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Día D, Hora H

Creo que está claro cuál es la efeméride del día, ¿no? Y yo me pregunto, si subiesen ahora, qué pondrían de hilo musical? ¿Sonaría el “Hai un galego na Luna”? ¿O alguna de éstas? ¿En este orden?

Lo que está claro es que cambió todo lo que era nuestra concepción hasta aquel momento. Posiblemente si hubiesen dedicado todo el dinero de la carrera espacial a combatir el hambre y las enfermedades en los países “subdesarrollados”, tendríamos un mundo mejor, pero no podríamos fardar contra los extraterrestres que no sabemos siquiera si existen de haber pisado la Luna, ni hacer taquillazos en Hollywood sobre misiones espaciales, y lo que es más importante: ¿Qué haríamos con todos los Ingenieros Aeronáuticos e Industriales, Físicos Teóricos, Astrónomos y Astronautas que trabajan para la NASA y las Agencias Espaciales Europea y Nipona?
Así que toca otra vez colocarse los laureles y regodearse de este éxito sublime, al menos técnico, para poder mantenerles el trabajo a estos ‘cocos’…

PD: Por cierto, aquí tienen otra alternativa…Y sé que me olvido de alguna canción…
David Bowie – Space Oddity
Bunbury – Lady Blue
Los Planetas – De viaje
Love of Lesbian – Houston, tenemos un poema
The Police – Walking on the moon
R.E.M. – Man on the moon

Etiquetado , , , , , , , , ,