Archivo de la etiqueta: Russian Red

10 razones para que me deprima este fin de semana

1.- No puedo hablar. Me he quitado un par de muelas de juicio, el mismo día (ayer, viernes). Tengo la boca hinchada, y cada vez que muevo la mandíbula, tengo que hacerlo con maniobras. Si hablar es un lujo, toser, estornudar o bostezar, todo una osadía.

2.- No puedo comer (lo que me gustaría). Una consecuencia obvia con la operación a la que me sometía, pero que volviendo a casa de tus padres, con tu madre especialmente inspirada en la cocina, es una tortura. Mi madre ya está ensayando la repostería de las fechas que se nos avecinan, tiene flanes caseros en la nevera, ha hecho un cocido que huele que alimenta, y ha sobrado una tortilla de ayer con una pinta bárbara. Y yo en todo el día me he tomado dos ibuprofenos, y dos yogures. Ya ni me he dignado a sentarme en la mesa con mi familia. Sería demasiado frustrante.

3.- No pude ir a la cena de Navidad de clase. Me operé ayer viernes a las 9.30h, en Pontevedra. Mi padre me fue a buscar el jueves por la noche. Me pierdo una cena y su fiesta correspondiente, antes de uno de los pocos viernes del año que no tenía luego ni prácticas ni clase.

4.- No puedo celebrar un bicumple de la pandilla. De esos antológicos, que se celebran todos los años, y este año con más motivo porque esas chicas cumplen 25 26 años y ya es hora de empezar a reírse de su edad. Más que nada porque les fastidia, no porque me importe a mí…

5.- No he podido ver este jueves a The Homens + Novedades Carminha. Juntos, en la Sala Nasa, a la que puedo ir andando, y por el irrisorio precio de 8€. Tenía pensado ir con un colega, al que los pocos nexos musicales de unión nos permiten ir escasamente a 1-2 conciertos por año. Y yo este año he renunciado a ir a Fito, Siniestro Total apenas han girado, y los Clash ya no tocan en directo.

6.- No he podido ver este viernes en concierto a Russian Red. Esta vez ya implicaba desplazamiento, ya que tocaba en el Teatro Colón, de A Coruña. Es la 4ª vez que no puedo ir a verla, en 4 ciudades distintas, a lo largo de 2 años. Renuncio a verla en directo. Pienso que podré asumirlo.

7.- No he podido ver este viernes a Love of Lesbian y a DJ Amable, en la Sala Karma de Pontevedra. Sería la 3ª vez que vería a Love of Lesbian, y aunque ya no me hacen tanta gracia como hace un tiempo, la perspectiva de un fiestón continuda luego con uno de los mejores DJs nacionales prometía. Pues eso, prometía. En pasado. De todas formas, esta opción y la 6 eran incompatibles, así que de alguna manera me he ahorrado una elección con la que no estaría seguro de acertar.

8.- No he podido ver ninguna serie de las que pretendía. Sabiendo que tenía tiempo libre, y de que no iba a salir de casa, tenía previsto ver alguna para ir tachándolas de la lista de “Pendientes”. En el disco duro que me he traído sólo tengo las comedias. He empezado por la 2ª temporada de ‘The Office’. Os aviso, no es lo más recomendable, si, por cuestiones puramente mecánicas, no te debes reír.

9.- Mi sobrina, por algún extraño motivo, me ha tocado la cara más veces de las que acostumbra. Como yo le hablaba poquito, y en voz bajita, cada vez que se acercaba a hablarme al oído, me agarraba el otro lado de la cara. Con fuerza.

10.- Me va a costar horrores dormirme. Suelo quedarme dormido de lado. Y como me quitaron una muela de cada lado, no puedo apoyar la cara contra la almohada. Así que estoy https://notengoremedio.wordpress.com/wp-admin/post-new.phpesperando a quedarme dormido en el sofá. O por ósmosis, porque así no voy a ningún lado…

Y todo esto después de haberme pasado 1 semana estudiando para un examen, y perdiendo unas 2-3 horas cada día en solucionar asuntos de clase como parciales, prácticas, o Comisiones de Docencia. Y sin ir a clase. ADV.

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Brian Hunt, un tipo con suerte

brian-hunt

Ya se sabe. Uno, aunque no lo reconozca, es un cotilla. Pero cotilla del “fíjate, qué curioso…”, que no el “vamos a criticar a no-sé-quién, que se ha liado con…” Aunque en este caso, puede que me incline más por esta segunda opción.

Todo el mundo sabe que lo mejor de la música de este año (en una corriente que empezó hace unos añitos, pero que ahora está dando el pelotazo) es la irrupción de todas esas chicas jóvenes (aunque sobradamente preparadas) que hacen indie-folk-pop-cancióndeautoraparasusurrarenpareja. Además, en la mayoría de casos lo hacen con discos de calidad, algunos con éxito comercial, y todos contentos, porque a veces podemos ir a conciertos de música que nos guste, y además, poder mirar a una chica guapa sobre un escenario -sonará a machista, pero mirar engatusado a chicos tocar llega a aburrir, sobre todo porque, aunque te encargas de apreciar cómo tocan, lo preciosos (y caros) que son sus instrumentos (musicales, mal pensados), joder, que son tíos…-

De esta nueva hornada, destacan Russian Red, La Bien Querida, Anni B Sweet, Alondra Bentley, Boat Beam,o Zahara, que acompañan a otras que ya estaban por aquí (Tulsa, Marina Gallardo, Lidia Damunt, Sevigny…) El caso, es que detrás del éxito de la que abrió el triunfo comercial de este género (Russian Red), y en el de una debutante (Anni B Sweet) está el mismo tipo: Brian Hunt.

Sí, es ese gafapasta cuyas propias lentes han creado más expectación que las promociones Tchin-Tchin de Alain Afflelou. Ya sabéis: Russian Red dice que ‘I love your glasses’, y éste le responde que ‘I lost my glasses’ (echaba de menos una conversación en los discos, como aquella entre Sabina -‘Dímelo en la calle’- y Estopa -¿La calle es tuya?-). Sí, fueron pareja, y ahora ya no están juntos. Pero antes les dio tiempo a grabar el disco de ella, y ha conservar una relación lo suficiente buena como para que ella meta voces en el disco de él (genial ‘Led by moses’, y algo menos brillante en ‘Half a packet of bla bla bla’).

El caso es que el chico también le ha producido y grabado el disco a Anni B Sweet, con el que también se rumorea que ha habido tomate. (Y ahora seré malo; ésta es más joven y más jamona ¿exuberante?).
Sí, esto son polémicas típicas de JNSP, qué se le va a hacer.

Pero es que además, el tipo forma parte de Templeton (a mí no me han terminado de convencer: tienen 3 canciones buenas, pero no acabo de congeniar con ellos), y de Half Foot Outside (gru-pa-zo). Y entre tanto ajetreo de “tengo-mis-grupos-de-tíos-con-los-que-hacer-rock” y “mira-qué-chica-más-guapa-haciendo-folk”, va el tío y se casca un disco en solitario. Que me he estado escuchando esta mañana (2 veces), y que no está mal. Sin poder dar aún una opinión fundada, me gusta mucho cómo va dando rodeos al lo-fi, al folk, a la canción de autor americana, incluso al power-pop más contenido, alternando motivos luminosos, con todos esos pensamientos melancólicos que te suelen venir a la mente los domingos a la mañana cuando pretendes poner mirada de intelectual.

Lo mejor: que el tipo tiene talento para desenvolverse con versatilidad en muchos estilos. Que su inglés no parece de Opening. Que parece que está en estado de gracia. Que todavía es joven y puede evolucionar. Que si ya ahora es un “tío-a-seguir-en-el-indie-patrio”, este tío puede ser la bomba.

Lo peor: Que le acabe devorando la fama de ‘gafapasta’. Que algún día las chicas indies y folkies no estén de moda. Que la Rockdelux prefiere a Joe Crepúsculo, los perdedores a Antonna, y él, de momento, sólo parece el “cantautor-para-las-chicas-indies”.

Ah: estad atentos, que en noviembre pasa por Galicia, teloneando a Damien Jurado. Oportunidad fantástica para verlo, aunque a mí no me viene demasiado bien (tocan en Ferrol, Ourense y Vigo…). Y todo lo que haga aquí, serán ‘Galician Postcards’, ¿no?

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Sobre la Vuelta…¿A España?

marca_bicicletaPor favor, que alguien me lo explique bien. ¿Por qué necesita la Vuelta a España empezar en Holanda -recuerdo que la marihuana es dopante-, luego pasar otros 3 días entre Holanda y Bélgica, y en el día de descanso, mover todos los bártulos desde allí a Tarragona? ¿Por qué la etapa prólogo -que siempre es corta, pero ¿tanto?- es de sólo 4,5 km (5 minutos y medio, leñe)? ¿Por qué el recorrido de este año sólo pasa por la costa del Mediterráneo, Andalucía, Castilla la Mancha y Madrid? ¿Estamos locos o qué?

De verdad, que no lo entiendo. Deportivamente, no entiendo por qué este año no podemos disfrutar, sin decir ya el Anglirú, de los Pirineos. Políticamente, no entiendo por qué tenemos que disputar 1/5 de la carrera fuera de España -con todos los gastos logísticos a mayores por tener que irse tan lejos-, y luego obviamos a la mitad norte de España. ¿Acaso insinúan que los asturianos, cántabros, leoneses, navarros, riojanos, extremeños o aragoneses -y las nacionalidades históricas las pongo aparte: Galicia, Euskadi y el resto de Cataluña, que ya pasa por Tarragona-) son menos españoles que las tierras de los Países Bajos?

Seré un tío cerrado de mente, o es que esta gente es imbécil. No creo que los derechos televisivos por ver la Vuelta a España forren a RTVE más de lo que les va a costar desplazar a toda la gente que se encargan de esta ronda ciclista hasta Holanda. Y pensad en todo el dinero que pierde nuestro país de ganar por, tan sólo, la estancia en hoteles de todos los componentes de los equipos ciclistas, de los periodistas, los familiares de esa gente, los responsables de la organización,…

Y ya que hablamos de la Vuelta: esperemos que no nos saturen de Zahara. Tiene un disco POP, con esa sensación de “es-sábado-por-la-mañana, hace-buen-tiempo, y-hoy-me-voy-a-comer-el-mundo”, con algunos temazos, como En la habitación, Funeral, la genial versión de Domingo Astromántico -de Love of Lesbian, con Santi Balmes-, o el propio single, Merezco, que posiblemente nos acabe saturando.

Yo la voy a defender, porque ya la atacarán bastante. Al ser lanzada por una multi, y al estar Carlos Jean en la producción -aunque compartida con Ricky Faulkner-, le ha quedado un disco a medio camino entre La Bien Querida y Nena Daconte, entre Bebe y Amaral, entre Feist y Natalie Imbruglia. Aprovecha la estela de la pionera Russian Red, pero en castellano, y poniendo luminosidad en lo reflexivo y melancólico de Lourdes Hernández, que precisamente, le ha facilitado el lanzamiento discográfico a muchas chicas con talento (Alondra Bentley, Anni B Sweet, Boat Beam,…), pero quizá les imponga un hándicap, al verlas el público como “la nueva Russian Red”, ahora que las chicas folkies ya son mainstream.

Me gusta su costumbrismo, y su ternura, aunque a veces resulte demasiado dulzón (no tanto como el debut de Anni B Sweet, pero en esa onda). Ella se sabe una Chica Pop (canción co-escrita con Fon Román…que, donde estés: ¡VUELVE!), y disfruta de esta oportunidad. Espero que tenga suerte. Sólo espero que no la alienen y la hagan aborrecible por insistencia comercial. Aunque llegue a ser #1 en los40, que conserve esa lucidez y perspectiva “cantautoril” de chica sensible.

Y dejo esta pregunta en el aire: ¿Le habrán escogido como Sintonía de la Vuelta por tener una canción llamada ‘Photofinish’?

PD: Os dejo este estupendo artículo sobre el Ciclismo Pop.

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,