Archivo de la etiqueta: R.E.M.

Pearl Jam – Backspacer

backspacer-cover1

Publicado también en Rey Sombra.

No sabemos si ha sido la polémica sobre Kurt Cobain en el nuevo Guitar Hero, el propio Guitar Hero de la banda, que Obama haya alcanzado el poder, o que simplemente parece que muchos grupos que encabezaron las listas de ventas y los estadios en los 90 están de vuelta. El caso es que el nuevo disco de Pearl Jam confirma los buenos presagios que supuso su anterior disco, el homónimo (el del albaricoque).

En una concepción muy similar al ‘Accelerate’ de R.E.M, Eddie Vedder y los suyos han imprimido más velocidad a sus temas, y demuestran una claridad de ideas y una confianza en sí mismos que nos asusta. Es un disco corto, conciso, rabioso, sólido, e, incluso se podría decir, optimista. Y sí, estamos hablando de Pearl Jam. Conservan todas sus señas de identidad (la majestuosa voz de Eddie Vedder, el brío en las guitarras, la intensidad, la épica íntima de sus medios tiempos…), pero su nueva entrega añade a su fórmula unas pinceladas de positivismo (¿será el efecto Obama?) que insinúan que ya no les pesa la losa que se pusieron encima tras el gigantesco éxito de ‘Ten’ y sus primeros discos. Ya sabéis, el boicot al gigante de los conciertos de Ticketmaster, su decisión de editar discos en directo de cada concierto, su decisión de minimizar las apariciones en los medios de comunicación, su decisión de no grabar videoclips…Ahora parece que la han levantado de nuevo. Aparte de la (preciosa) portada del nuevo álbum (¿no recuerda al grafismo de Americana, de The Offspring?) -la más luminosa y colorista de su carrera-, adelantaron el nuevo disco con una actuación en el show de Conan O’Brien, y han vuelto a grabar un videoclip. Y a esto le sumamos el Guitar Hero en exclusiva para ellos solos. O se han sacudido todos los complejos, o simplemente quieren un buen colchón económico para su jubilación.

[Vimeo 5027266]

Quizá algunos lo consideren como una bajada de pantalones, o una alienación de la sociedad de consumo, o una concesión al mainstream, al que habían evitado desde sus inicios. Quizá no haya sido un cambio espontáneo, pero podemos agradecer que, aún en ese halo conmemorativo que los rodea (están empezando a reeditar su discografía de cara a su 20 aniversario como banda en 1991), hayan decidido hacer el disco posiblemente más ágil, conciso y divertido de su carrera. Esa clarividencia de cara a los arreglos y ese barniz pop e inmediato que cubre el disco se agradece: lo que han querido decir, lo han dicho alto y claro. Resisten con dignidad a la categoría de grupo de rock adulto, cuando otros (Red Hot Chili Peppers, U2,…) nos han decepcionado con sus últimos discos.

El inicio con tres trallazos (‘Gonna see my friend’, ‘Got some’ y ‘The fixer’), el cuidado con el que afrontan los medios tiempos-baladas (‘Just Breathe’, ‘Amongst the waves’ o ‘Speed of sound’), y el lavado de cara “revitalizante” que le han pegado la banda nos permiten mantener la confianza en estos tipos. Puede que en este giro se hayan convencionalizado, y que cada vez quede menos de alternativo en su concepción del rock, pero no se han limitado a cubrir el expediente y a estas alturas, no lo podemos decir de todos los grupos. Aunque nos desconcierte ligeramente este nuevo paso en su trayectoria, mantienen la dignidad de su repertorio, y demuestran que se puede ser uno de los discos del año sin tener que aprovechar todos los réditos del hype. Aunque sea por la cabezonería que pregonizan en ‘The Fixer’: When some thing’s gone, I wanna fight to get it back again’.

[Vimeo 6304829]

Puedes escucharlo en Spotify. [8,25]

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , ,

Alegrías de Serie Media

Todavía compro CDs. Y no sólo para pertenecer a ese colectivo de seres marginales que pagan por algo que pueden tener gratis, o para ser coherente al unirme a este grupo en Last.fm.
Está claro que ahora más que nunca, no es necesario comprar discos. Y no sólo por la crisis. Se nos quiso vender como un formato de calidad, y sí, es infinitamente superior al cassette y al Minidisc. Pierde calidad respecto al vinilo, pero gana en ubicuidad (el día que se ponga un reproductor de vinilos en un coche, será su derrota definitiva), y en portabilidad: llega a coger en los bolsillos grandes, aunque llevar un vinilo por la calle te otorga otro status de melómano añejo insustituible…pero se ralla y falla, como el vinilo (aunque menos veces), y el artwork pierde muchísimo respecto a éste, y no sólo por venir en unas cajitas frágiles que enseguida se ensucian (menos mal que cuidan las boxset!).
estanteria
Pero para los que nos consideramos melómanos, nos gusta tener alguna estantería con esos discos que nos gustan, y además, apartar los DVDs musicales de los de las películas y series. Aunque tan sólo sea por adornar (como lo hacían las Enciclopedias en muchos salones y comedores hasta hace 10 años). Y para nosotros vienen nuevos tiempos, que no tienen que ser necesariamente negativos.

Debido al respeto que le guardo al vinilo (sólo compro clásicos/obras maestras/fundamentales-por-su-componente-emocional…y algunas ediciones especiales, como la de ‘Dig out your soul’ de Oasis), en la actualidad sólo compro escasas novedades, generalmente de grupos de los que ya tengo discos -porque son importantes en mi discografía-, como, últimamente, sería el último de The Sunday Drivers, y después me muevo por ofertas, generalmente de Serie Media, en el que, por debajo de 7,95€ tienes la opción de conseguir discos de la temporada anterior, múltiples reediciones, restos de ediciones de clásicos o simplemente, lanzamientos en formatos mínimos (CD + funda de cartón) del disco mainstream de moda.

Entre estas ofertas, de lo último que me he comprado estarían:
– ‘Retrato’, Quique González. Recopilatorio de su 1ª etapa. 4,95€
– ‘The electrical morning’, Marlango. Su último disco. 5,95€
– ‘Back to black’, Amy Winehouse (¿Bodegas?). ¿El último bombazo masivo? 4,95€
– ‘Accelerate’, R.E.M. Su resurrección. 4,95€
– ‘Without you I’m nothing’, Placebo. 5,95€
– ‘London Calling’, The Clash. CLÁSICO. 4,95€
– ‘Vampire Weekend’, Vampire Weekend. Entre los discos de la década. 6,95€
london
Y todo esto sin rebuscar a fondo, y sin recurrir a ofertas como ésta. Será cuestión de suerte, o de simplemente dar vueltas por las cada vez más vacias tiendas de discos, o sus respectivas secciones en grandes superficies. Posiblemente por esos precios de ahí arriba te puedes comprar alguna prenda en las rebajas de cualquier tienda de Inditex (forzando), pero posiblemente te cueste lo mismo o incluso menos que algún cubata de garrafón y con hielos macroscópicamente inverosímiles que te ponen en algunas discotecas. A la vista de la sociedad, es infinitamente más cool tomarse una caipirinha o un mojito en el garito de moda que comprarse un disco, pero sus efectos en el estado de ánimo son insignificantemente nimios y pasajeros respecto a lo que te puede aportar un disco.

Si ya sé que con los reproductores mp3/mp4/iPod/ordenadores son prácticamente innecesarios, pero si te gusta escuchar buena música en el coche, o incluso en el baño mientras te duchas, o mientras cocinas, o mientras lavas el coche, siguen siendo una alternativa válida. (Para todo lo demás, Spotify) Pero uno tiene sus vicios legales y les sigue teniendo cariño…

PD: Entre esas adquisiciones también destacan DVDs musicales, como ‘2 son multitud’ de Fito & Calamaro (2DVD + CD por 11,95€) o el ‘Tussles in Brussels’ de The Hives, al que habrá que pegarle un buen repaso por si los vemos este sábado en A Coruña, ¿no?

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Día D, Hora H

Creo que está claro cuál es la efeméride del día, ¿no? Y yo me pregunto, si subiesen ahora, qué pondrían de hilo musical? ¿Sonaría el “Hai un galego na Luna”? ¿O alguna de éstas? ¿En este orden?

Lo que está claro es que cambió todo lo que era nuestra concepción hasta aquel momento. Posiblemente si hubiesen dedicado todo el dinero de la carrera espacial a combatir el hambre y las enfermedades en los países “subdesarrollados”, tendríamos un mundo mejor, pero no podríamos fardar contra los extraterrestres que no sabemos siquiera si existen de haber pisado la Luna, ni hacer taquillazos en Hollywood sobre misiones espaciales, y lo que es más importante: ¿Qué haríamos con todos los Ingenieros Aeronáuticos e Industriales, Físicos Teóricos, Astrónomos y Astronautas que trabajan para la NASA y las Agencias Espaciales Europea y Nipona?
Así que toca otra vez colocarse los laureles y regodearse de este éxito sublime, al menos técnico, para poder mantenerles el trabajo a estos ‘cocos’…

PD: Por cierto, aquí tienen otra alternativa…Y sé que me olvido de alguna canción…
David Bowie – Space Oddity
Bunbury – Lady Blue
Los Planetas – De viaje
Love of Lesbian – Houston, tenemos un poema
The Police – Walking on the moon
R.E.M. – Man on the moon

Etiquetado , , , , , , , , ,