La vida sin tabaco

Una de las cosas que más me va a gustar de 2011 (me toque la Euromillones o no), es la entrada en vigor de nueva “Ley del Tabaco”. Al fin podré disfrutar de mi vida social sin convertirme en el gruñón de turno que lanza miradas desaprobadoras sin discreción o que carraspea ante los fumadores que habitualmente me rodean (no me refiero a mi círculo social, sino a la manera en la que siempre acaban rodeándome fumadores en mi radio de acción en bares, conciertos o cualquier lugar público).

No voy a enumerar (ahora) todas las repercusiones negativas que acarrea el hábito de fumar (todos somos mayorcitos, incluso nos leemos esos mensajes catastrofistas en negrita de las cajetillas), pero sí que me gustaría pensar un poco en la gente que se verá afectada por esta medida. Ya me estoy imaginando los titulares…

  • Las marcas de ambientadores, tras el descenso de ventas ocasionada por unos bares sin humo, han puesto a la venta un nuevo producto, “Humo de Antro”, para aquellos clientes nostálgicos de llegar a casa con la chaqueta oliendo a chamusquina. Disponible para coches y para interiores, es el primer producto de su categoría que desprende, además de ráfagas de olor cada 8, 16 y 32 minutos, humo a chorro, como los de las salas de conciertos, o como los de Lluvia de Estrellas.
  • La Asociación Nacional de Tintorerías ha amenazado con una Huelga del Sector, debido a la disminución en su número de encargos. “Ahora la gente sólo nos traen trajes cuando la gente le vomita encima, lo cual una vez pasadas las Cenas de Empresa es muy poca. Ojalá se ponga moda el botellón en las comuniones, porque sino vamos a tener que cerrar.”
  • Miles de mujeres han decidido abandonar los “rolletes de una noche”, al no poder fumar después de haber mantenido relaciones sexuales. “Ahora se crea un silencio incómodo, y la mitad de las veces no sé de qué hablar con ellos. ¡Si muchas veces no me sé ni el nombre!” afirma Jessica, visiblemente contrariada. “Es que, para no hablar de nada, prefiero volver con el Jonathan, que luego seguía jugando a la consola, y no se me quedaba mirando como si fuese tonta, sólo por ser rubia”.
  • 200.000 funcionarios solicitan la baja por depresión al no poder hacer pausas para el pitillo en su horario laboral. Es indignante. Trabajas toda la mañana, de 9 a 1.30, y no te dejan bajar 2 ó 3 veces en la mañana a fumarte tu cigarrillo. Esto es prácticamente explotación laboral. ¿Es que somos negros o qué? -afirma indignada MariLuz, secretaria en un ayuntamiento de León -. Es que a este ritmo, nos impondrán hacer huelgas a la japonesa toda la vida. Sólo espero que gane Rajoy las próximas elecciones y eche abajo esta norma. Entonces, fumaré puritos como los suyos, para no entrar aquí hasta las 10. Por lo menos”.
  • 2 de cada 3 malotes de entre 14 y 18 años, al no poder fumar en los baños del insti, se han decidido a aprender a leer y escribir correctamente, abandonando el molesto hábito de intercalar mayúsculas y minúsculas y con “h” intercaladas. Nos lo comenta Kevin Jonathan: “Es que ahora, para ser el más reshulón destacado del grupo y ligar con las ruBiaKaHs tenemos que ser diferentes al resto, y las opciones eran o esto o hacerse rapero, y ahora que ya no visto chándales ni sudaderas no me pega, bro!”

PD: Sólo espero que Editors no dejen de tocar este temazo…

Etiquetado , , ,

Un pensamiento en “La vida sin tabaco

  1. anonimo dice:

    que tontería. Los que hacen que el mundo sea perfecto son los no fumadores no? jajajajaja, q idiotez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: